Top
TAKTICTAKTIC ¿Qué es la Industria 4.0 y cuáles son sus tecnologías clave?

¿Qué es la Industria 4.0 y cuáles son sus tecnologías clave?

La transformación digital en la que nos encontramos inmersos actualmente se extiende a todos los ámbitos existentes. Uno de ellos es el de la fabricación de productos y servicios, que ha experimentado una transición hacia el mundo digital conocida como “Industria 4.0“. Pero ¿qué es la Industria 4.0?

¿Qué es la Industria 4.0?

Este concepto fue acuñado en 2011 en la feria de tecnología industrial más popular del mundo, la Feria de Hannover. Es el nombre con el que se conoce a la cuarta revolución industrial, que conlleva una gran transformación en las formas de proceder a nivel industrial.

Esta transformación de la industria se basa en la digitalización e integración de todos los procesos que conforman la cadena de valor y que permiten cubrir las necesidades actuales. La Industria 4.0 emplea las tecnologías digitales para reaccionar rápidamente a los cambios producidos en el mercado, ofrecer productos personalizados e incrementar la eficiencia a nivel operativo.

Desde un punto de vista empresarial, la Industria 4.0 supone nuevas oportunidades y modelos de negocio. Asimismo, entraña una forma de mejorar los sistemas de diseño, fabricación, distribución y almacenamiento.

Características de la Industria 4.0

Las principales características de la Industria 4.0 son las siguientes:

  • Virtualización: permite generar una copia virtual mediante la recolección de datos y la modelización de procesos industriales físicos. Así, se obtienen modelos virtuales de plantas industriales y modelos de simulación.
  • Disposición de servicio: consiste en transferir el valor generado al cliente en forma de servicios mejorados o de nuevos servicios.
  • Descentralización: es la capacidad de los sistemas ciberfísicos de tomar decisiones autónomas en relación a la fabricación.
  • Análisis en tiempo real: a través del Big Data se pueden recopilar grandes cantidades de información que faciliten la optimización, la vigilancia y el control de los procesos. De esta manera, se obtienen los mejores resultados.
  • Interoperabilidad: se trata de la comunicación de todos los componentes de la industria, desde los sistemas ciberfísicos hasta el personal.
  • Adaptación: alude a la capacidad de hacer frente a las necesidades de la industria en cada momento, independientemente de las circunstancias.

Tecnologías clave de la Industria 4.0

1. Internet of Things (IoT)

El Internet de las cosas es el mayor exponente de la Industria 4.0, pues es la idea en torno a la cual surgió este concepto. Esta tecnología permite conectar todos los dispositivos. Dichos dispositivos envían datos a través de la red, los cuales son almacenados, procesados y gestionados con herramientas de análisis.

El IoT se puede utilizar para parar la cadena de producción al principio en caso de que se produzcan fallos. También se aplica a otros campos como la medicina (control remoto de pacientes), la moda (zapatillas que miden los kilómetros recorridos) y el sector bancario (pago vía smartphone), entre otros.

2. Big Data

El Big Data permite analizar, administrar y manipular de forma inteligente una gran cantidad de datos mediante el uso de modelos de descripción, predicción y optimización.  Gracias a esta tecnología se pueden tomar decisiones de forma óptima y eficiente.

Podemos darle varios usos, como analizar las redes sociales y monitorizar el estado de la cadena de producción. Además, se puede conectar a las copias virtuales de las plantas para tomar decisiones en función del estado de las mismas.

3. Robótica móvil y colaborativa

Los robots de la Industria 4.0 han sido diseñados para interactuar con las personas. Estos robots son más ligeros, rápidos, manejables, flexibles y baratos. Por lo tanto, son una opción ideal para las empresas, que los utilizan para optimizar la productividad de los empleados en las operaciones de montaje. También se emplean para transportar mercancías, manejar materiales pesados o acceder a espacios peligrosos.

4. Realidad virtual y realidad aumentada

La realidad virtual y la realidad aumentada sirven para enriquecer la experiencia visual de las personas a través de la combinación del mundo real con el virtual. La diferencia radica en el hecho de que la realidad virtual genera un entorno completamente nuevo, mientras que la realidad aumentada combina elementos reales con otros virtuales.

La realidad aumentada se puede utilizar para ver el estado de un equipo y diseñar instrucciones de reparación en tiempo real. Además, son una alternativa muy interesante para mejorar la formación de los empleados.

5. Impresión 3D

Gracias a un grupo de tecnologías que permiten la fabricación por adición es posible crear objetos tridimensionales. Indudablemente, la impresión 3D supone una revolución en los procesos y los sistemas de fabricación, pues se puede utilizar para personalizar productos a demanda, realizar pruebas de materiales y mejorar diseños.

6. Sistemas ciberfísicos (CPS)

Los sistemas ciberfísicos permiten aplicar las tecnologías informáticas y de la comunicación a los dispositivos, dotándolos de inteligencia y autonomía. Mediante la integración de sensores, cámaras u otros componentes, dichos objetos envían datos a otros sistemas.

Esta tecnología se puede aplicar a una infinidad de campos. Por ejemplo, sirve para capturar datos y enviarlos por Internet para tener acceso al estado de los dispositivos o de la cadena de producción.

Carmen Pola
Carmen Pola

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar