Top
TAKTICTAKTIC Internet de las Cosas
Internet de las cosas

Internet de las Cosas

Quizás últimamente estés oyendo hablar con mayor frecuencia sobre Internet of Things, el Internet de las Cosas o Internet de los Objetos, también conocido con las siglas IoT.

Dejando los tecnicismos de lado e intentando comprender este novedoso concepto de una manera práctica, el Internet de las Cosas es, por ejemplo, que una nevera nos avise cuando un producto está caducado.

Las posibilidades que nos ofrece el uso de esta tecnología son infinitas. Con su aplicación podemos realizar cosas como bloquear nuestro coche o poner en funcionamiento la lavadora desde el trabajo desde el móvil, configurar el sistema de seguridad de nuestra casa o recibir la lista de la compra en nuestro móvil con todos aquellos productos que se han acabado.

Así de sencillo y, a la vez, así de complejo es el Internet de las Cosas. Se trata de la digitalización del mundo físico, es decir, objetos conectados entre sí y al mismo tiempo dichos objetos conectados a Internet.

Gracias a estas conexiones podemos conocer en tiempo real toda la información respecto a las cosas conectadas. Toda esta información se puede recoger y transmitir gracias a la incorporación de pequeños ordenadores en las cosas u objetos, dispositivos que pasan totalmente desapercibidos para nosotros. Cada objeto que queramos conectar a Internet debe de estar identificado con una IP. De esta manera pasan de ser simples objetos a ser objetos inteligentes que vuelcan datos en Internet en tiempo real, consiguiendo finalmente mejorar la eficiencia tanto de productos y servicios como de empresas.

El Internet de las Cosas supone una ampliación de la actual tecnología de Internet que posibilita la conexión y la comunicación entre los objetos y con Internet. Es una enorme red donde todas las cosas están conectadas y a través de la cual se comparten sus datos. La información se irá almacenando en la nube digital y estará al alcance de quien quiera utilizarla.

Hasta no hace mucho tiempo casi toda la información que estaba disponible en Internet se había generado gracias al trabajo de las personas, con la limitación que ello conlleva, ya que muchos datos se quedaban por el camino y no llegaban a estar disponibles en Internet. Sin embargo, gracias al uso de esta tecnología, Internet si que puede recopilar toda la información que los objetos conectados transmiten sin necesidad de nuestra intervención.

Los objetos proporcionarán una gran cantidad de información sobre su uso a los fabricantes y gracias a toda esa información los fabricantes podrán conocer nuestros hábitos lo que hará que nos oferten productos o servicios acordes a estos.

Aunque ya en los años 90 se empezaba a hablar del Internet de las Cosas, no ha sido hasta hace relativamente poco tiempo cuando se ha podido empezar a desarrollar este concepto. El desarrollo de la tecnología del Internet de las Cosas ha sido posible gracias a diferentes factores:

  • Miniaturización de los computadores
  • Aumento de los dispositivos móviles
  • Aumento de dispositivos embebidos
  • Usos de tecnologías como Big Data y Cloud Computing
  • Utilización de sistemas de radio comunicación de bajo consumo

Las previsiones de futuro apuntan a que en el año 2020 habrá unos 50.000 millones de objetos conectados a Internet.

Las aplicaciones del Internet de las Cosas son múltiples:

  • Smart Cities (Ciudades inteligentes)
  • Salud: vigilancia y supervisión de enfermos crónicos o personas mayores, sistemas de emergencia, …
  • Smart Home (Hogares inteligentes)
  • Smart Environment (medioambiente inteligente): control de la calidad del agua, del aire, del suelo, optimización del consumo energético, …
  • Wearables
  • Control industrial: gestión de procesos centralizada, mantenimiento programado, respuesta inmediata a la demanda …
  • Gestión de agricultura y ganadería
  • Logística y transporte
  • Smart cars (Coches inteligentes)

El Internet de las Cosas y la llamada Cuarta Revolución Industrial o Industria 4.0 están estrechamente ligadas.

La aplicación del Internet de las Cosas puede aportar múltiples ventajas a las empresas:

  1. Incrementar la eficiencia y transformación en los procesos: nuevos procesos de trabajo, optimización de los sistemas productivos, sistema de fabricación predictivo,…
  2. Mejorar los servicios de los productos mediante la experiencia del cliente: respuesta inmediata a las necesidades del cliente, desarrollo de nuevos productos o servicios, ofrecer un servicio más personalizado, …
  3. Una relación más estrecha entre el proveedor y el cliente: el proveedor puede saber cómo usan los clientes los productos.
  4. Aparición de nuevos modelos de negocio.
  5. Ahorro en costes: ahorro de energía, edificios inteligentes, …

Aunque son muchas las ventajas del IoT también cuenta con algunos inconvenientes. Para determinadas personas el Internet de las Cosas puede suponer una intrusión en sus vidas, ya que cualquier empresa puede tener acceso a nuestros datos, a nuestra actividad diaria y por lo tanto a nuestros hábitos. Al fin y al cabo mediante la aplicación del Internet de las Cosas las empresas tratan de recoger toda la información posible para posteriormente desarrollar estrategias adaptadas a distintos tipos de comportamiento. En este sentido podemos tomar nuestras propias medidas adoptando hábitos como no asociar todos los objetos que utilicemos a Internet solamente aquellos que realmente consideremos importantes o bloquear las cookies.

Quizás uno de los mayores inconvenientes con los que cuenta el IoT sea todo lo relativo a seguridad. Los dispositivos que forman parte del Internet de las Cosas ofrecen vulnerabilidades que los hackers pueden aprovechar.

Es necesario que todo lo concerniente a seguridad en el Internet de las Cosas se regularice mediante la aprobación de unos estándares comunes de seguridad bajo el prisma de una conciencia universal de la ciberseguridad.

En poco tiempo, más de 30.000 millones de dispositivos en todo el mundo estarán recogiendo y proporcionando información a cada instante, además de hacernos a todos la vida más confortable.

El mundo avanza a una velocidad increíble y todos estos avances abren un mundo de nuevas posibilidades a personas, empresas e instituciones para explorar nuevas soluciones a las necesidades de siempre.

Silvia Gonzalvo
Silvia Gonzalvo

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar