Top
TAKTICTAKTIC El storytelling como estrategia de comunicación corporativa

El storytelling como estrategia de comunicación corporativa

Storytelling o, como algunas personas lo llaman, el arte de contar historias. Seguramente hayas oído hablar del storytelling como estrategia de comunicación corporativa. Si quieres saber qué es el storytelling, cómo aplicarlo y por qué es importante para conectar con el público de tu marca sigue leyendo este post.

Storytelling: ¿qué es?

El término storytelling lo hemos acogido del inglés y está formado por dos palabras: historia (story) y contar (telling). Es una técnica que se utiliza en la comunicación para conectar con el público objetivo de nuestra empresa. A pesar de que se ha popularizado recientemente es algo que llevamos practicando desde hace tiempo. Cuando nuestros padres nos contaban o leían cuentos para dormir o cuando nos pedían en el colegio una redacción sobre las vacaciones de verano estábamos practicando el arte de la narrativa y la imaginación. Contar una historia no es algo realmente difícil, lo hacemos todos los días con nuestros padres, pareja o amigos relatándoles la última cosa que nos ha pasado. Lo realmente difícil es que la historia cautive de alguna manera a la persona que nos escucha. Pues bien, de eso trata el storytelling, de cautivar.

Storytelling como estrategia de comunicación corporativa

¿Cómo podemos hacer uso del storytelling como estrategia de comunicación corporativa en nuestra empresa? Muchas veces cuando vemos una campaña enseguida nos viene a la mente alguna marca. Esta técnica es una manera perfecta de crear recuerdo en la mente del consumidor.

El uso de esta técnica para tu comunicación corporativa puede ser muy beneficioso. No solo por el recuerdo de marca que puedes generar sino porque es excelente para que se conozcan tus valores. Además, te permite humanizar tu marca y que tu público objetivo y el resto de consumidores empaticen con tus valores.

El storytelling es un recurso muy útil en redes sociales. Aunque los usuarios de las redes pasan mucho tiempo en ellas el tiempo que invierten en ver una publicación, vídeo o historia es muy breve. Para atrapar a esos usuarios en tus redes sociales puedes utilizar el storytelling. Creando así contenido de valor, que sorprenda y sea de interés para el consumidor. Esa es la mejor manera de mejorar la comunicación con tu público objetivo. 

Otra manera de aplicar el storytelling a la comunicación corporativa de tu empresa es en el apartado “¿Quiénes somos?”. No hay mejor forma de comunicar qué es la empresa, sus valores y cómo nace que contando la historia de su creación. Asimismo, puedes hacer el uso de esta técnica en el blog de tu página web. El storytelling te permite acercar tu marca al consumidor, convertir a tu público objetivo en prescriptor de ella e impactar en los consumidores desde el primer contacto.

Elementos del storytelling

¿Cómo hacer un buen storytelling? Al igual que toda técnica de comunicación, el storytelling tiene unos elementos que son imprescindibles para que toda historia cree interés. Podemos destacar cuatro elementos principales.

  1. El mensaje. ¿Qué es lo que queremos contar? Debemos tener una idea clara de lo que queremos transmitir para poder relatarla de la manera más sencilla y clara posible. Sin un concepto claro nuestro mensaje se quedará en el aire y todos los esfuerzos realizados en la comunicación no servirán de nada.
  2. El escenario. ¿Dónde ocurre la historia? ¿Cuál es la situación en la que se encuentra el personaje? Dar detalles es crucial a la hora de contar una anécdota o historia. De esta manera incluimos a los oyentes en nuestro relato y les ayudamos a empatizar e imaginar la situación.
  3. El personaje. ¿A quién le ocurre? Parece algo sin importancia pero es fundamental elegir bien a nuestro personaje principal. Aunque no lo parezca, dará mucha información implícita a los espectadores de nuestra historia y los hará empatizar con lo que estamos contando. El personaje debe hablar del origen de la marca y personificar los atributos y valores que quieres transmitir.
  4. La estructura. Sí, toda buena historia debe tener una estructura que podríamos dividir en tres partes: el planteamiento de la historia, un conflicto y un desenlace o solución. Siempre debemos tener un conflicto que capte al público para que quiera descubrir el final de nuestro relato.

 Pautas para un buen storytelling:

Si todavía te quedan dudas sobre cómo contar una historia para cautivar te dejo unas pautas que te ayudarán.

  • Conocer a tu audiencia. Será imposible conectar con tu público si no sabes a quién te diriges. Investiga sus gustos, intereses y aficiones.
  • Apelar a lo emocional. Es clave que el espectador empatice con la historia.
  • La historia debe ser simple y comprensible para todo el mundo, creíble y real.
  • Incluir al espectador en la historia será beneficioso para recibir feedback. Por ejemplo, con preguntas.
  • Debe ser un contenido de calidad que sea fácil de recordar, memorable.
  • Debe aportar valor, ya sea de manera educativa, social, etc.

Si quieres conocer más sobre técnicas o estrategias de marketing y comunicación puedes leer más en nuestro blog. Aquí te dejo el enlace a una publicación sobre otra estrategia que puede ser de tu interés.

Alba Usar
Alba Usar

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar