Top
TAKTICTAKTIC Tecnología en el Punto de Venta
tecnología en el punto de venta

Tecnología en el Punto de Venta

Que los hábitos de los consumidores han cambiado en los últimos años es algo que todos ya tenemos asumido y que a nadie le sorprende. Además, han irrumpido con fuerza otros canales que se han quedado para convivir con el canal tradicional. La tecnología en el punto de venta ha llegado para quedarse, las tiendas del futuro ya están aquí.

Esto quiere decir que el cliente como tal “ha crecido”, tiene más conocimiento del producto, es más exigente y sabe lo que quiere. Ha aprendido a moverse en la omnicanalidad y, además, le ha gustado; es online y offline; y hay que ser capaz de atraer su atención en cualquier canal. Quiere innovación en los procesos tradicionales y hay que proporcionársela. Ahora no solo busca un producto, también quiere vivir una experiencia de compra.

El comercio físico debe estar preparado para poder garantizar todo ello y ser capaz de ofrecer una propuesta de valor vinculada a una solución tecnológica. Debe conocer en qué punto se encuentra y a dónde quiere llegar.

A día de hoy, el sector retail es uno de los sectores que está experimentando una mayor transformación digital.

Cuestiones tales cómo conocer todos lo canales y saber donde se quiere situar, en qué le va a ayudar las nuevas aplicaciones tecnológicas para conseguir la evolución o transformación deseada, qué tecnología tiene ya puesta en marcha, prever cuál va a ser la que necesite de cara al futuro, etc.

Para poder llevar a cabo esta transformación digital en el retail es necesario entender que el proceso de compra tradicional ha desaparecido. Antes teníamos un producto y el vendedor debía de ser capaz de convencer al cliente de la necesidad que tenía de disponer de ese producto.

Hoy en día las cosas han cambiado. Ahora lo primero que hacemos es girarnos hacia el cliente para ser capaces de descifrar cual es su necesidad, para entenderlo. A continuación le ofreceremos el producto que responde a esa necesidad del cliente. El cliente siente “su necesidad” y nosotros le vamos a dar una solución adaptada.

Centrándonos en la tecnología, propiamente dicha, que podemos aplicar en el punto de venta vamos a hacer un repaso por las más llamativas que hemos encontrado:

  • Etiquetas RFID. Este tipo de etiquetas son las que llevan todas las prendas de Zara. Con estas etiquetas ya no es necesario escanear las prendas cuando pasan por caja, ya que a la vez que quitan las alarmas, se lee la etiqueta que lleva la prenda. Estas etiquetas utilizan una tecnología de identificación de radiofrecuencia gracias a la cual se pueden cargar con datos en remoto y también descargarlos. Gracias a ellas, se le puede dar información inmediata al cliente sobre la disposición de una determinada prenda o hacer reposiciones inmediatas de aquellas de las que ya no se disponga.
  • Probadores digitales. Aunque todavía es difícil encontrarlos empiezan a aparecer en las flagstore de algunos de los principales fabricantes de ropa. Desde ellos se puede interactuar con el vendedor, comprobar la combinación de un artículo que hayamos cogido con otros que nos sugerirá el propio probador, etc.
  • Cartelería digital. Se trata de unas pantallas o dispositivos digitales repartidas por el punto de venta. Utiliza un sistema gracias al cual la información se trasmite online. Estas pantalla ofrecen multitud de aplicaciones. En ellas se puede ofrecer información de un producto, el menú de un restaurante, etc. Sin tardar mucho veremos estas etiquetas en los lineales de producto indicando el precio de cada uno de estos, imagina lo fácil que será cambiar los precios en tan solo unos segundos.
  • Pantallas digitales. Actualmente el ejemplo más claro en este sentido lo podemos ver en McDonald´s. Se trata de una gran pantalla donde el cliente puede realizar el pedido de su comida y pagarlo mediante tarjeta. Tan solo le queda recoger su pedido en el mostrador.
  • Desarrollo de aplicaciones (Apps) para las grandes cadenas. Es el caso concreto de la app de Zara. El uso de esta aplicación ofrece muchas ventajas. A través de ella leemos el código de barras del producto y a partir de allí las posibilidades son muchas: sabemos si el producto se encuentra en el establecimiento donde nos encontramos, de no ser así nos indica el establecimiento en el que podemos encontrarlo e incluso podemos comprarlo online. Es uno de los ejemplos más claros de omnicanalidad en el sector retail.
  • Desarrollo de aplicaciones (Apps) para las tiendas de barrio. Mediante estas aplicaciones los pequeños comercios pueden conseguir la fidelización del cliente. El establecimiento consigue de esta manera una relación directa con el cliente pudiéndole enviar las últimas ofertas, imágenes de productos, ofertas de servicios, etc. Estas aplicaciones suelen tener un coste muy bajo para el establecimiento que la contrata, pagándose por lo general según el número de descargas que se consiguen.
  • Uso de las Redes Sociales. A día de hoy son unas herramientas potentísimas que permiten acercar a la marca y al consumidor. Para el mundo del retail es de suma importancia el encontrarse presente en ellas.
  • En comercios como las tiendas Nike cada vendedor cuenta con un dispositivo que les permite simplemente leyendo el código de barras permite saber al vendedor en el momento si un determinado artículo está disponible en la tienda y donde se encuentra exactamente. Y no solo eso, el cliente va a poder pagar con tarjeta de crédito a ese mismo vendedor el producto que ha elegido, evitando de esta manera tener que desplazarse al mostrador y hacer cola para poder pagar.
  • Beacons. Esta tecnología todavía no está muy extendida. Son unos dispositivos a través de los cuales se pueden enviar mensajes personalizados a los smartphones de los clientes. Es necesario que el Smartphone se encuentre a una pequeña distancia del establecimiento y que disponga de la aplicación ya que la conexión se produce por bluetooth.
  • Analítica Digital. El sector retail ha tomado conciencia de la importancia que tiene “medir”. Existen diferentes herramientas de gestión que sirven para medir comportamientos de los clientes dentro de nuestro establecimiento (tiempo medio que el cliente está en la tienda, número de personas que entran en el establecimiento, tasa de fidelidad, porcentaje de ventas sobre el número de visitas, etc). Estas herramientas no resultan especialmente caras para los establecimientos.

 

Estos son sólo algunos ejemplos de la tecnología en el punto de venta que está empezando a implantarse en muchos establecimientos comerciales. No cabe duda de que el sector retail tiene un gran potencial para poder aplicar toda está tecnología y aprovechar la oportunidad que ofrece la transformación digital para atraer la atención del público, fascinarle con dispositivos tecnológicos que mejoran su experiencia visita al establecimiento y optimizar el proceso de compra a través de procesos que combinan las ventajas del retail físico con las innovaciones que proporciona el retail online.

Silvia Gonzalvo
Silvia Gonzalvo

Silvia

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar