Top
TAKTICTAKTIC Técnicas para estimular y mejorar la creatividad
Jóvenes usando técnicas para estimular la creatividad

Técnicas para estimular y mejorar la creatividad

La creatividad es una de las aptitudes clave en el mercado hoy en día. Sin ese motor de generación de ideas e innovaciones, las empresas pueden llegar a quedarse obsoletas en poco tiempo. Sin embargo, ser creativo puede llegar a ser abrumador, y no por la falta de ideas, sino por no saber cómo estructurarlas. Para ello, vamos a revisar algunas de las técnicas para mejorar y estimular la creatividad y conseguir sacar todo el potencial a nuestra imaginación.

 

Técnicas para mejorar y estimular la creatividad

Para analizar cada una de estas técnicas, las vamos englobar dentro de las 4 fases de todo proceso creativo.

1. Definición del problema

A lo largo de esta fase inicial se intenta especificar el asunto a tratar, conociendo la casuística que le rodea y obteniendo conocimiento para asentar las bases del resto del proceso. Para ayudarnos a definir el problema encontramos dos técnicas:

  • Mind Mapping. Este método consiste en un diagrama de organización de ideas. Para ello el problema se sitúa en el centro del diagrama, el cual se ramifica en distintas categorías que a su vez se expanden en otras subcategorías. De esta manera podemos recoger toda la información necesaria de manera visual.
  • Abstracción Progresiva. En esta técnica, se intenta buscar una solución mediante eliminar partes del problema. De este modo, se consigue separar lo irrelevante de lo relevante, simplificando y pudiendo enfocar los esfuerzos en lo que realmente vale la pena.

 

2. Análisis del problema

Esta fase consiste en el estudio del problema para poder encontrar soluciones. Para ello se distingue un método en específico:

  • Caja morfológica. Esta técnica es muy útil para resolver asuntos complejos. Consiste en desengranar el problema en sus atributos más básicos y proponer variantes de los mismos. De esta manera, las distintas posibilidades se presentan en una matriz de la cual se elige la combinación deseada de manera rápida y fácil.

 

3. Encontrar soluciones alternativas

Conformarse con la primera opción sin explorar otras, es un error. Además una vez que el problema se analiza desde otro prisma, se pueden encontrar alternativas que, o bien pueden ser mejor que la propuesta, o bien pueden enriquecerla. Para ello encontramos 3 técnicas:

  • Método 635. La técnica reúne a 6 participantes a los cuales se les da una plantilla para rellenar. En turnos de 5 minutos, cada persona tiene que escribir 3 ideas y una vez que haya pasado el tiempo, pasar la hoja al siguiente compañero. En ese momento los 5 minutos vuelven a empezar y el participante puede leer las ideas previas ya escritas, inspirarse con ellas y escribir 3 nuevas. 6 participantes, 3 ideas por participantes y 5 minutos por ronda. Por lo tanto la dinámica acaba con 108 ideas en total.
  • Palabra aleatoria. En primer lugar, en un recipiente se introducen palabras aleatorias y se van sacando una por una. Una vez leída, se intenta asociar la palabra con el problema que se está estudiando para obtener soluciones completamente distintas.
  • Método de los 6 sombreros. Esta técnica consiste en 6 sombreros de distintos colores que se relacionan con distintos puntos de vista a la hora de ver el mundo. A cada persona se le asigna un sombrero y dependiendo del color, tiene que primar esos valores a la hora de analizar o dar nuevas ideas:
    • Blanco se centra en los datos y la información.
    • Rojo prima los sentimientos y las emociones.
    • Amarillo tiene un pensamiento positivista.
    • Negro un pensamiento precavido.
    • Verde prioriza la creatividad y la novedad.
    • Azul se dedica al control y a pensar sobre cómo pensar.

 

4. Comprobar y mejorar

Finalmente, una vez definidas las ideas o soluciones, llega el momento de comprobar que cubren todos los aspectos que se querían tratar y reflexionar acerca de si pueden ser mejoradas de alguna manera. Para ello se distingue una técnica en concreto:

  • Osborn’s Checklist o método SCAMPER. Consiste en hacerse preguntas sobre la idea generada para poder comprobar su calidad. Como su acrónimo indica estas preguntas son:
    • ¿Qué se puede Sustituir?
    • ¿El qué se puede Combinar?
    • ¿Cómo se puede Adaptar?
    • ¿Qué se puede Minimizar?
    • ¿Se le puede Poner otro uso?
    • ¿El qué se puede Eliminar?
    • ¿Qué se puede Reemplaza?

Todas las técnicas para estimular y mejorar la creatividad nombradas pueden ser utilizadas en cada una de las 4 partes del proceso, aunque sí que es verdad que son más adecuadas en las que han sido indicadas.

 

Bonus track: Brainstorming

Por supuesto, todo artículo de pensamiento creativo que se precie no puede terminar sin hacer referencia a la técnica madre de todas ellas, el Brainsotrming. Esta generación de ideas espontánea que se centra en la cantidad sin ningún tipo de restricción ni norma, es siempre la primera opción que viene a la cabeza. Sin embargo, es importante conocer que existen técnicas que, donde flaquea este método, estas otras poseen muchas fortalezas.

Dejemos al Brainstorming descansar y vamos a darle el protagonismo que se merecen a otras nuevas formas de ser creativo.

Si te ha parecido interesante este artículo no te olvides de visitar el blog de nuestra web TAKTIC donde podrás encontrar otros posts que pueden ser de tu interés.

Rafael Ruiz
Rafael Ruiz

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar