Top
TAKTICTAKTIC MRP: qué es, para qué sirve y cuáles son sus beneficios

MRP: qué es, para qué sirve y cuáles son sus beneficios

Se considera que una empresa es rentable cuando consigue hacer crecer sus ingresos y reducir sus costes. Para conseguir este último objetivo, una de las herramientas que utilizan las compañías es el MRP. En este sentido, podemos afirmar que un MRP permite mejorar la rentabilidad de un negocio sin la necesidad de vender más productos o servicios, por lo que su papel en el crecimiento de la empresa es tan importante como el de las ventas. Pero ¿qué es un MRP?

Qué es MRP

El MRP (Material Requierement Planning), o planificación de requerimientos de material, es un proceso que permite planificar los materiales y gestionar los stocks en función de las necesidades de la empresa con el objetivo de mejorar la producción o distribución de su productos o servicios. Gracias a él, se consigue incrementar la eficiencia, abaratar costes, optimizar stocks y tomar decisiones encaminadas a la mejora de los resultados.

Para qué sirve 

El MRP tiene como objetivo principal asegurar que la empresa dispone de todos los materiales necesarios para satisfacer la demanda de los clientes en el tiempo establecido. Asimismo, tiene otros objetivos como los siguientes:

  • Reducir el inventario de materiales. Para ello, es necesario controlar la producción, las entregas y las compras.
  • Disminuir el tiempo de producción y el tiempo de entrega
  • Mejorar la eficiencia de los procesos de desarrollo y producción
  • Detectar problemas
  • Mejorar los planteamientos de la compañía a largo plazo

En definitiva, su importancia radica en la posibilidad de cumplir con los objetivos de eficiencia en relación a la satisfacción de las necesidades de los clientes. De esta manera, la empresa será capaz de suministrar el producto correcto en el momento y lugar establecidos, así como en la cantidad y forma acordadas.

Para determinar los requerimientos o necesidades de materiales de una empresa, el sistema trabaja principalmente con dos parámetros básicos: los tiempos y las capacidades. Se encarga de calcular qué cantidad de producto hay que fabricar, qué componentes se necesitan y qué materias primas hay que comprar para satisfacer la demanda del mercado, mostrando las siguientes derivaciones:

  • Plan de producción, donde se especifican cuántos artículos hay que producir y en qué periodos de tiempo
  • Plan de aprovisionamiento y compras a realizar a cada proveedor
  • Informes de excepción, en los que se incluyen las irregularidades y retrasos de las órdenes de fabricación que repercuten en los plazos de entrega y en el plan de producción

Tipos de MRP

Históricamente han existido dos tipos de MRP encaminados a la mejora de los procesos relacionados con el inventario de la empresa:

MRP I

El MRP I ha sido diseñado para calcular las necesidades de materias primas, componentes y fabricación de la empresa. Es un sistema abierto basado en la experiencia previa de la compañía en cuanto a sus necesidades de producción. Para ello, tiene en cuenta la demanda de productos.

MRP II

El MRP II tiene un alcance mucho más amplio que el MRP I, pues tiene en cuenta también la demanda del mercado y planifica atendiendo a los requerimientos de todos los departamentos de la empresa. Por lo tanto, no trabaja únicamente con el departamento de producción, sino también con otros, como el de compras, el financiero o el de calidad. Para que sea efectivo, es necesario conocer en profundidad los requerimientos y recursos de la compañía en conjunto.

Beneficios de este sistema

Los sistemas MRP han llegado a la gestión administrativa de las empresas para agilizar el proceso de producción. Además, reportan beneficios como los siguientes:

  • Incremento de la productividad
  • Aumento de la satisfacción del cliente
  • Disminución de inventarios
  • Incremento de la eficiencia
  • Disminución de los tiempos de espera en la producción y en la entrega
  • Reducción de horas extras de trabajo
  • Reducción de costos y aumento de ganancias
  • Mejora de la velocidad de entrega del producto terminado
  • Detección de conflictos en el desarrollo de la programación
  • Coordinación de la programación de producción e inventarios
  • Mejora del conocimiento de las consecuencias financieras de la planificación
  • Respuesta más rápida para comercializar los productos

En conclusión, los sistemas MRP reportan grandes ventajas a las compañías, pues, al poder disponer de una planificación de los materiales, son capaces de llevar a cabo una producción eficiente. De esta forma, pueden realizar las entregas en tiempo, evitar sobrantes en el inventario y reducir los costes extras.

Carmen Pola
Carmen Pola

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar