Top
TAKTICTAKTIC KPIs en Marketing Digital: ¿cuáles existen y por qué son importantes?

KPIs en Marketing Digital: ¿cuáles existen y por qué son importantes?

Al desarrollar acciones de marketing, es necesario conocer el éxito de las mismas y su retorno a través de indicadores y unidades de medición. Por eso son tan importantes los KPIs (Key Performance Indicators). Estos indicadores de rendimiento nos permiten saber cómo ha funcionado una acción determinada o en qué punto nos encontramos en el logro de los objetivos establecidos. Por lo tanto, los KPIs en Marketing sirven para monitorizar la actividad de la empresa, establecer objetivos medibles y cuantificables y comunicar el progreso logrado a todos sus miembros.

“El objetivo último de un KPI es ayudar a tomar mejores decisiones respecto al estado actual de un proceso, proyecto, estrategia o campaña y de esta forma, poder definir una línea de acción futura”.

Los KPIs deben ser SMART

Cuando establecemos los KPIs más adecuados para nuestra empresa, debemos tener en cuenta los siguientes criterios identificados con el acrónimo SMART:

  • Specific (concretos)
  • Measurable (medibles)
  • Achievable (alcanzables)
  • Relevant (relevantes)
  • Timely (temporales)

 

¿Qué tipos de KPIs de Marketing Digital existen?

Existen muchos indicadores para medir el rendimiento de las campañas de Marketing Digital. Te presentamos algunos de los más importantes:

  • Páginas vistas: número total de visitas que recibe un blog o sitio web, de forma que permite saber cuánta gente atraes y cuáles son sus intereses.
  • Tiempo de estancia: permanencia en el sitio web o en el blog, que indica el interés que genera tu contenido.
  • Tasa de rebote: se refiere al número de usuarios que abandonan tu página y pasan a ver otro contenido.
  • Emails abiertos: es imprescindible para saber a cuántos ha llegado la campaña de email marketing y cuántos se han mostrado interesados.
  • Tasa de conversión: es el porcentaje de usuarios que completa una acción establecida por la marca, por ejemplo, rellenar un formulario.
  • Tasa de bajas: es un indicador de la cantidad de usuarios suscritos que se dan de baja para no recibir más email.
  • Seguidores: sirven para conocer el alcance de un perfil en redes sociales.
  • CPL (Coste per Lead): es el precio que paga el anunciante por cada contacto, al cual se le exige que realice una acción (registrarse, completar un formulario, realizar una descarga, etc.).
  • Engagement: hace referencia a la interacción y la participación de los usuarios con la marca. Cuanto mayor sea, más posibilidades hay de que se conviertan en clientes fieles.
  • CTR (Click Through Rate): muestra la frecuencia con la que los usuarios hacen clic en los enlaces de las campañas.
  • Social Media ROI: el retorno de la inversión sirve para calcular el beneficio obtenido en relación a la inversión realizada, en este caso, en el entorno digital.

 

¿Cómo sacar el mayor rendimiento a los KPIs en Marketing?

Tras seleccionar los KPIs que más se adapten a nuestra empresa, debemos tener en cuenta una serie de claves para sacarles el mayor rendimiento:

  • Monitorizarlos de una forma sencilla y efectiva. Los cuadros de mando o dashboard permiten realizar un seguimiento de los indicadores en tiempo real. Además, presentan estos indicadores de manera gráfica e intuitiva.
  • Comunicarlos a toda la organización. Todos los empleados deben sentirse involucrados con la empresa para contribuir al logro de sus objetivos.
  • Mantenerlos actualizados y alineados con los objetivos de la organización. Por este motivo, es necesario llevar a cabo revisiones periódicas y actualizar los KPIs en caso de que los objetivos se modifiquen.
  • Renovarlos de forma periódica. Si siempre utilizamos los mismos KPIs, nos arriesgamos a no detectar tendencias que pueden ser importantes para nuestra organización.
  • Aplicar los KPIs de forma conjunta. Aunque cada indicador nos ofrece una medición concreta, es más beneficioso utilizarlos conjuntamente, ya que así obtendremos una imagen completa de la situación que nos permitirá anticiparnos a situaciones futuras y tomar decisiones de cara a las mismas.

 

Como hemos visto, los KPIs son imprescindibles porque «lo que no se mide no se puede mejorar». Nos ayudan a centrar nuestra atención en las tareas y procesos más importantes, que serán necesarios para lograr las metas propuestas. No solo sirven para realizar un seguimiento del rendimiento de las acciones ejecutadas, sino que también son un elemento de control y detección de desviaciones. En definitiva, un KPI debe informar, controlar, evaluar y ayudarnos en la toma de decisiones de forma óptima.

Carmen Pola
Carmen Pola

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar