Top
TAKTICTAKTIC Explosión tecnológica

Explosión tecnológica

La influencia que ejerce internet en las empresas es tan sólo el detonador de una explosión tecnológica que arrasa con lo obsoleto y devora a quienes no son capaces de adaptarse a una velocidad endemoniada. La onda expansiva se manifiesta a través de dispositivos y herramientas que eliminan las distancias, simplifican los procesos, agilizan los trámites, amplían la oferta, eliminan intermediarios y reducen costes.

En los últimos años se han desarrollado nuevos modelos de relación comercial que han dado lugar a nuevos términos que, mediante letras y número, definen (en inglés) el origen y el destinatario de las transacciones. Algunos de dichos términos son:

  • B2B (Business to Business): Establece la relación comercial entre empresas, generalmente fabricantes con distribuidores.
  • B2C (Business to Consumer): Se refiere a la comercialización de productos y servicios entre empresas y consumidores
  • B2B2C (Business to Business to Consumer): Vincula a varios operadores en su relación con el consumidor final.
  • B2E (Business to Employee): Es el vínculo de una empresa con sus propios empleados.
  • B2G (Business to Governement): Establece relaciones entre empresas y la Administración Pública
  • B2N2C (Business to Network to Consumer): Consiste en redes de comercios que mantienen una relación directa con el consumidor.

Estas nuevas fórmulas de relación comercial surgidas durante los últimos años se están perfeccionando continuamente y se entremezclan con los modelos clásicos de comercialización.

Tech to Human

Hay un término que, aunque nadie lo cita, sobresale sobre todos los demás y actúa de eje catalizador en todo el proceso transformador de las relaciones interpersonales, sociales y comerciales. Lo denomino T2H (Tech to Human), Tecnología para humanos.

Los avances tecnológicos al servicio del ser humano crecen a una velocidad exponencial. Cada día son más los dispositivos que nos acompañan en nuestro quehacer diario: teléfonos móviles, ordenadores, tablets, relojes inteligentes, hogares conectados, vehículos autónomos, aplicaciones para resolver cualquier necesidad.

Todos están diseñados para mejorar la vida humana en todos sus ámbitos, educativo, sanitario, científico, industrial o empresarial. Nos brindan soluciones, resuelven necesidades y nos ayudan a desarrollar nuevas capacidades.

Enmarcados en una vorágine de innovación, en los últimos años han surgido nuevos conceptos asociados a la tecnología, como:

  • ecotecnología, que se centra en el desarrollo de aparatos de menor consumo y máximo rendimiento
  • nanotecnología, que favorece grandes avances en el terreno de la medicina, la informática, la robótica, la nutrición, la energía, las telecomunicaciones o la agricultura
  • biotecnología que aporta múltiples innovaciones en el campo de la genética, el desarrollo de nuevos medicamentos, la fabricación de biocombustibles, la creación de materiales biodegradables para la producción industrial, la explotación de productos agrícolas y el fomento de la acuicultura.

En el mundo empresarial, la tecnología se ha convertido en un componente imprescindible en el desarrollo de cualquier organización, dado que utilizada estratégicamente incrementa la competitividad y la productividad, contribuye a la obtención de ventajas diferenciales, reduce costes, agiliza los procesos, optimiza el servicio al cliente, eleva el nivel de calidad, prolonga la duración de los productos o ayuda a organizar eficientemente toda la información interna y externa.

Realizar un buen uso de la tecnología disponible siempre tiene como resultado una mejor gestión. Por tal motivo, las empresas deben realizar las inversiones necesarias para mantenerla siempre actualizada.

Las innovaciones tecnológicas aplicables al entorno empresarial se suceden cada vez a mayor velocidad. Aparecen nuevos materiales para producir productos de mejor calidad, tratamientos médicos para combatir enfermedades que hoy son incurables, dispositivos inteligentes que prácticamente leen nuestra mente, aparatos electrónicos que incrementan la comodidad de las tareas domésticas o vehículos que incorporan mecanismos de seguridad que reducen el riesgo de accidente.

Además, se mejoran las prestaciones, diseño y conectividad de dispositivos como ordenadores portátiles o teléfonos móviles, lo que permite ofrecer nuevos servicios virtuales a través de internet.

En el mundo empresarial, la tecnología se ha convertido en un componente imprescindible en el desarrollo de cualquier organización, dado que utilizada estratégicamente incrementa la competitividad y la productividad, contribuye a la obtención de ventajas diferenciales, reduce costes, agiliza los procesos, optimiza el servicio al cliente, eleva el nivel de calidad, prolonga la duración de los productos o ayuda a organizar eficientemente toda la información interna y externa.

Un ejemplo de ello es el cloud computing o programación en nube, que está transformando notablemente la gestión de las tecnologías de la información que realizan tanto empresas como consumidores.

La noción de “nube” se refiere en realidad a un sistema compuesto por miles de servidores, conectados entre sí, capaces de almacenar grandes cantidades de información a la que se puede acceder en fracciones de segundos desde cualquier parte del mundo. Permite que todas las aplicaciones de software se alojen en servidores en lugar de ocupar espacio en los discos duros de cada ordenador. Las actualizaciones se producen en dichos servidores, lo cual permite que la “nube” (el sistema) se regenere permanentemente.

La implantación de este avance ha significado una auténtica revolución en el tratamiento de la información y en la simplificación de los terminales necesarios para interconectarse.

Dicho de otra forma, gracias al cloud computing, desde un ordenador o un teléfono cada persona puede tener acceso universal a programas gratuitos on line, gestores de bases de datos, procesadores de textos, editores de imágenes, administradores de videoconferencias, editores de wikis, editores de presentaciones corporativas, hojas de cálculo y a una cantidad ilimitada de nuevos servicios y utilidades.

Este concepto está facilitando la virtualización del trabajo, optimiza la difusión de la enseñanza, agiliza la realización de trámites burocráticos, abre nuevas posibilidades a los proyectos de investigación, da lugar a nuevos negocios y genera nuevas fórmulas de transacción comercial. Por eso se está utilizando ya en hogares, escuelas, universidades, hospitales, bibliotecas, empresas e instituciones.

La explosión de tecnología e innovación en la que estamos inmersos supone un auténtico desafío de adaptación para todos los seres humanos a la par que una inmejorable oportunidad para obtener soluciones a muchos de los problemas a los que nos enfrentamos a diario.

Javier Panzano
Javier Panzano

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar