Top
TAKTICTAKTIC El escándalo de Facebook: ¿Lo saben todo de nosotros?
El escándalo de Facebook

El escándalo de Facebook: ¿Lo saben todo de nosotros?

En los últimos días ha saltado a las noticias el uso de los datos de Facebook. Mediante una aplicación que conectaba con la red social, Cambridge Analytica se hizo con los datos de más de 50 millones de usuarios, que luego se utilizaron para trazar perfiles y diseñar anuncios personalizados de cara a obtener votos en varias elecciones, incluidas las presidenciales de EEUU en las que ganó Donald Trump y el referéndum sobre el Brexit de 2016.

Este escándalo ha provocado que mucha gente se preocupe por cómo se utiliza su información y los riesgos que puede suponer para ellos. ¿Podemos prevenir que nuestros datos se filtren a empresas con fines poco éticos? La respuesta es si. Aunque debemos de tener en cuenta que no todo depende de los datos a los que nosotros demos acceso, existe una “contaminación” que nos afecta directamente: la información que otros usuarios comparten sobre nosotros (fotografías en las que aparecemos etiquetados, publicaciones compartidas,..). Son datos personales sobre los que a priori no tenemos conocimiento de que se están haciendo públicos y sobre los que una empresa podría tener acceso. Pero puedes estar tranquilo, también puedes prevenir que estos datos se filtren a otras empresas.

Pero, ¿saben tanto de nosotros?

A diario utilizamos internet en multitud de ocasiones, y vamos dejando “un rastro” de datos personales sobre lo que hacemos, lo que nos gusta o dónde estamos. Ya no nos sorprende que después de buscar información sobre los vuelos a Londres, nos aparezcan anuncios sobre alojamientos en esta ciudad: las cookies de los sitios que hemos visitado permiten crear anuncios personalizados basados en nuestras búsquedas recientes. Además, tenemos la costumbre de compartir en redes sociales nuestros gustos, aficiones, donde trabajamos, con quién tenemos una relación o dónde nos vamos de vacaciones la semana que viene. Puede que incluso nos guste correr, y subamos la información de nuestras rutas a alguna aplicación, o nos guste que otro haga deporte por nosotros, y nos traiga la comida a casa en bicicleta. También hay mucha información sobre nosotros de la que no somos conscientes, como puede ser el uso de la tarjeta de crédito, consumo de agua o luz, que aunque se trate anónimamente, de forma que no pueda asociarse a una identidad concreta, sí que permite crear perfiles que combinar con el resto de información.

¿Y para qué usan esta información?

En el mejor de los casos, nuestros datos serán usados para ofrecernos productos o información acorde a nuestros intereses, realizar análisis de mercado, o influir en el resultado de las próximas elecciones. En el peor alguien con tiempo libre y malas intenciones puede utilizar tus datos profesionales para hacer phising y robar datos de tu empresa, averiguar a qué horas no estás en casa para hacerle una visita, o descubrir si visitas regularmente un domicilio que no es el de tu pareja y no comunicarlo a todos tus contactos a cambio de un módico precio.

¿Qué podemos hacer para evitar todo esto?

La solución sencilla (y paranoica) parece ser desconectarse de internet. Si borramos nuestras cuentas en las redes sociales, rompemos nuestros contratos de agua, luz y teléfono y volvemos al trueque como forma de obtener los productos que necesitamos, no dejaremos ningún rastro.

Si optamos por la opción de seguir usando Whatsapp, comprando en Amazon y buscando hoteles con Google, será necesario tomar algunas precauciones. Como ya comentamos en un artículo anterior, la primera es usar el sentido común. Además de esto es necesario conocimiento y formación. Según datos de Kaspersky, cuando las empresas forman a sus empleados en ciberseguridad, tienen un 93% de probabilidades de que estos pongan sus conocimientos en práctica. Desde Taktic ofrecemos esta formación a través de nuestro curso de “Prevención de Riesgos Digitales”. En él analizamos la información que compartimos en internet, cuales son los principales ataques que podemos sufrir, y que medidas podemos adoptar para interactuar de forma segura con los medios digitales.

Eduardo Navarro
Eduardo Navarro

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar