Top
TAKTICTAKTIC Digitalización de la economía
Digitalización de la economía

Digitalización de la economía

¿Cuantos “idiomas” sabes? 10, PHP, C#, Visual Basic, SQL, HTML, JAVA, PYTHON, PERL, C++ y ASP

Nadie pone en duda a dia de hoy que la tecnología ha cambiado y está cambiando la sociedad a todos los niveles. Internet, la telefonía móvil o el avance en telecomunicaciones son grandes hitos que están transformando la forma de vida de las personas, al igual que está produciendo un efecto en la digitalización de nuestra economía.

La tecnosocialización ha venido para quedarse. Las redes sociales y otras aplicaciones y formas de comunicarnos están abriendo nuevos horizontes, nuevas formas de pensar y crear contactos y también, nuevos canales con los que difundir y compartir información. La tecnología nos brinda la oportunidad de “segmentar” el contenido. Nos permite crear grupos “afines” a nuestros gustos y preferencias (ya sea en facebook, whatsapp u otras aplicaciones) con los que compartir todo aquello que nos une, aunque eso si, no nos conozcamos más que desde hace 5 segundos, los que nos ha costado dar acceso a nuestro grupo.

Ya no enviamos mails o llamamos por teléfono porque eso ya no es “productivo”, cuesta “mucho tiempo” y la respuesta no es inmediata. La comunicación instantánea y en tiempo real es la prioridad. Toda aquella información que no podamos “consumir” de forma instantánea no nos sirve.

Pues bien, al igual que en nuestra vida diaria la irrupción de continuos avances tecnológicos está teniendo un claro impacto en nuestro modelo de vida, a nivel empresarial podríamos decir que la tecnología está produciendo una verdadera transformación, similar a la que supuso para la industria y la sociedad la revolución industrial del siglo XVIII, pero bajo mi punto de vista con algunos matices que se deberían considerar.

Es cierto que la revolución industrial supuso un gran avance técnico con inventos como la máquina de hilar automática, muy importante para la industria textil de la época, o el ferrocarril y el barco de vapor, claves en el transporte de mercancías y desarrollo del comercio, sin olvidar el primer cable de comunicaciones submarino que, a través del canal de la Mancha, unió por primera vez Europa y América de forma directa. Sin duda alguna grandes hitos históricos que tuvieron un grandísimo impacto en las empresas ayudando a la automatización de tareas y la mejora de la productividad empresarial.

Estos avances también ayudaron a crear nuevos puestos de empleo más cualificados capaces de manejar y mantener las nuevas máquinas que se iban introduciendo en las empresas, al mismo tiempo que el crecimiento de la economía ayudaba a la mejora global de la sociedad, (salvando obviamente las distancias con la época actual).

Digitalización de la economía

Apple, Google, Microsoft, Amazon y Facebook se encuentran en el top 10 mundial siendo  siendo un claro exponente de la digitalización de la economía mundial.

Mucho ha cambiado la sociedad y las empresas en estos tres siglos (a mejor afortunadamente), aunque los objetivos que se persiguen siguen siendo los mismos. La reducción de costes y el aumento de la productividad siguen siendo dos factores en mayúsculas que se deben mejorar para aumentar el beneficio.

Una de las cosas que ha cambiado desde entonces ha sido la irrupción de nuevos mercados y sectores en el panorama empresarial que han “digitalizado” la economía, la cual está abanderada actualmente por las principales empresas tecnológicas mundiales.
Actualmente 24 de las 100 empresas más valiosas del mundo tienen sello tecnológico. Por primera vez en 2016 el sector empresarial tecnológico desbancó del primer puesto al sector financiero. Empresas como Apple, Google, Microsoft, Amazon y Facebook se encuentran en el top 10 mundial siendo no solo referentes sino influenciadores de nuestra economía, ya no solo por su indiscutible valor bursátil, si no por la ingente cantidad de información que manejan.

¿Pero cuánto empleo generan estas empresas?

La compañía de Cupertino, Apple empleaba, según datos de 2015 a 60.400 personas, Google a 61.814 y Facebook a 12.691. ¿Realmente 3 de las empresas más valiosas del mundo dan empleo a menos de 150.000 personas?

Si comparamos estas cifras con otras empresas nos damos cuenta de que efectivamente es una tasa muy baja de generación de empleo, cuando solo el retailer americano Walmart emplea a más de 2.000.000 de personas en todo el mundo.

Efectivamente la tecnología está ayudando en la automatización de muchas tareas y este tipo de compañías disponen de muchos procesos totalmente autónomos, y sólo emplean talento altamente cualificado y seleccionado para impulsar nuevas ideas y proyectos que les ayuden a seguir liderando sus respectivos mercados. Pero esto no es solo una tendencia de las empresas tecnológicas. A nivel general, la automatización es una de los elementos claves de la industria 4.0 , algo que  al igual que sucedió en las anteriores revoluciones industriales, está generando nuevos puestos y categorías de trabajo, al mismo tiempo que está reduciendo significativamente los puestos menos cualificados.

Según el estudio realizado por los profesores Carl Benedikt Frey y Michael Osborne el 47% de los trabajos actuales en EEUU tienen un alto riesgo de ser automatizados y computerizados en la próxima década y un 19% tienen un riesgo medio. Trabajos productivos, comerciales, administrativos y servicios se encuentran entre los más susceptibles a ser sustituidos por aplicaciones y máquinas que puedan realizarlos,. Los trabajos creativos o relacionados con la salud o la educación se encuentran entre los de menor riesgo.
Al igual que pasó en la primera y segunda revolución industrial donde los avances técnicos y tecnológicos destruyeron una gran parte del trabajo manual y se crearon nuevos puestos, también ahora se necesitará digerir estos profundos cambios y estar atentos a la evolución que tendrá en el tejido social y económico esta profunda transformación 4.0.

Algunos nombre ilustres como Bill Gates, ya se aventuran a decir que será necesario cobrar impuestos a los robots, para compensar los puestos de trabajo a los que sustituyan.

¿Seremos capaces de generar empleo con nuevos puestos? ¿Cuál será el impacto social si no lo conseguimos? ¿Cómo afectará a la economía mundial de los próximos años?

Preguntas que tendremos que esperar para ver cuál será la respuesta definitiva.

José Andrés Cardiel
José Andrés Cardiel

General Manager

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar